EL CINE

         Me gusta el cine. Las películas en las que la fotografía toma cierto protagonismo son mis favoritas. Me fascinan esas imágenes de luz mortecina, esa luz suave que es como una caricia con guante de terciopelo rojo. Me siento a gusto en ese ambiente, quizás porque mis ojos están cansados, o quizás porque esa estampa de languidez y blandura está más cerca de la oscuridad moteada de siluetas de la sala de proyección.

         Pero la verdadera oscuridad no es ésta. La auténtica no se ve y está agazapada aquí dentro, latiendo desde el principio, en lo más profundo de mi corazón.

Anuncios